Una receta inspirada en una mítica ribera de Xochimilco tupida de una selva de flora roja. Cuenta con un aroma floral y cítrico. El sabor dulce de la miel de abeja es balanceado con la acidez y astringencia de la flor de jamaica que tiñe esta hidromel de un tono ligeramente rojo.
Agua, Cebada, Miel De Abeja, Lúpulo, Flor De Jamaica, Levadura