Mezclamos el inconfundible sabor especiado y terroso del jengibre con el herbal del maguey y el dulce cítrico del té-limón para crear una fresca receta que hace honor a su nombre, que en Japonés significa “chidísimo”.
Ingredientes:
Agua, Cebada, Nectar de Maguey, 
Lúpulo, Jengibre, Té limón, Levadura